MURIERON CON LAS BOTTAS PUESTAS