Anuncios

    No hay anuncios disponibles.


    GP DE SINGAPUR: Análisis estadístico | Los ritmos de carrera en el GP de Singapur F1 2016

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

    23092016

    Mensaje 

    GP DE SINGAPUR: Análisis estadístico | Los ritmos de carrera en el GP de Singapur F1 2016




    Análisis estadístico | Los ritmos de carrera en el GP de Singapur F1 2016.




    Después de una carrera bastante aburrida en Monza, el Gran Premio de Singapur no ha defraudado a nadie (o casi nadie). Ha tenido de todo y en bastante cantidad: adelantamientosestrategiassafety carsorpresas y cambios de guión,luchas fratricidasemociónpersecuciones en la pista. Vamos una carrera de las que hacen afición y por las que todos llevamos amando este deporte muchos años. Ya tocaba, aunque este año no vamos mal servidos de emoción.
    Las 6 mejores medias de a carrera fueron para los coches de los tres equipos que ocupan lo más selecto en cuanto a rendimiento de la parrilla: Mercedes, Red Bull y Ferrari

    Singapur es una pista muy peculiar donde todo tiene importancia en el coche, aunque al tratarse de un circuito urbano con 23 curvas la unidad de potencia no exige tanta velocidad punta, pero sigue siendo vital en el despliegue de potencia a la salida de cada una de esas curvas para salir lo más rápido posible. Y, por supuesto, los coches con un sistema más eficiente de recuperación de energía pueden aprovechar mejor cada frenada, así como el calor generado por el propio funcionamiento de la misma.

    A pesar de ello y de saber todos que Mercedes tiene la unidad de potencia más eficiente en todos los sentidos, había bastantes dudas acerca del rendimiento del equipo, dado que el año pasado Hamilton se vio obligado a abandonar y Rosberg sólo pudo ser cuarto por detrás de los dos Ferrari y un Red Bull.

    Obviamente, la pista no es perfecta para el diseño de Mercedes, donde el coche rinde claramente menos, pero los germanos aprendieron del año pasado y tomaron una serie de medidas para prevenir los problemas que acuciaron al equipo por aquel entonces. Básicamente, como ha explicado Paddy Lowe, en cuanto al rendimiento de los frenos, que se sobrecalentaban y que exigían de sus pilotos una gestión mucho menos agresiva, obligándolos a realizar la técnica del lift and coast (levantar el pie del acelerador antes de iniciar la frenada para ahorrar un poco de desgaste de los mismos, así como también de calentamiento). Como el técnico del equipo explicó no se trataba de que tuvieran un problema real, sino simplemente que en esta pista no podían usar todo el potencial de sus sistema de frenada, lo que les restó rendimiento.

    De hecho, Hamilton no consiguió alcanzar nunca a Ricciardo por esa falta de rendimiento y no pudo pasar del tercer puesto y Rosberg tuvo que hacer una gestión memorable de sus coche y de sus frenos para contener al australiano tras de sí, acabando la carrera a sólo 4 décimas el uno del otro.

    Los Red Bulls y los Ferrari prometían más en una pista donde el rendimiento de la UP Mercedes era menor, pero no pudieron batir tan fácilmente a los alemanes como el año pasado. A pesar de las grandes virtudes del chasis de los de la bebida energética y de que en esta carrera contaban con algún caballo más gracias a la evolución que les dio Renault y a la nueva gasolina de Total, no fue suficiente y tal como señalaba Ricciardo ayer tendrán que inventarse algo más esta temporada si quieren robarles alguna victoria a los de Brackley y Brixworth.

    El ritmo a una vuelta

    Se esperaba que a una vuelta, en la clasificación, los Red Bulls pudieran plantar más cara a Mercedes y también Ferrari entraba en las apuestas de la lucha por la pole. No fue así: Ferrari veía cómo Vettel se quedaba fuera de la clasificación al comienzo de la Q1 al romper el alemán parte de la suspensión trasera, no por toque con el muro, sino por estrés en los materiales o cualquier otra razón ajena al pilotaje. En cualquier caso, Red Bull con Ricciardo consiguió meterles a los de Maranello 4 décimas, que no es poco.

    Quien sí rodó claramente más rápido, marcando la vuelta más rápida que se ha hecho en Singapur, fue Rosberg que se sacó de la manga una vuelta magistral que dejó a su compañero a 7 décimas después de un fin de semana en el que no se ha encontrado con el coche ni de lejos.

    Los dos Toro Rosso sorprendieron mucho a una vuelta, demostrando las estupendas virtudes de sus chasis, a los cuales se les añadieron en el top 10 los dos Force India y Alonso, que hizo un fin de semana completo de dulce, sacancdo -como nos tiene habituados- mucho más de lo que su coche tiene.
    Los tiempos de cada una de las sesiones así como la configuración final de la parrilla (tras las penalizaciones de Pérez -8 puestos- y de Grosjean -5 puestos-), quedaba como podemos ver en las siguientes tablas e infografía.




    La salida de la carrera fue bastante clave para algunos, que vieron cómo antes de la curva 1 su carrera se arruinaba y lo podemos ver perfectamente reflejado en el lap chart. Hulkenberg hizo la mejor salida de la temporada y acabó contra el muro de resultas de su éxito, pues salió tan rápido que se encontró -sin posibilidad de hacer nada- con Sainz lo que arruinó la carrera de ambos (el alemán abandonó mientras que el madrileño perdió el barge board, tuvo que entrar prematuramente en boxes y encima se quedó sin MGU-K), Bottas pinchó y Grosjean ni siquiera consiguió tomar la carrera.

    Otros, en cambio, hicieron su agosto en la salida: Rosberg afianzó su liderato que mantuvo hasta el final de la carrera, Alonso pasó del noveno al quinto puesto, Kvyat se puso sexto tras los problemas de su compañero de equipo y el resto se produjo en el desarrollo de la prueba.

    Lap chart o Evolución de las posiciones en carrera


    Al final, nos quedamos con una clasificación final donde Mercedes triunfó sobre todos, poniendo a dos coches en el  podio con Red Bull  y muy cerca de haber conseguido la victoria en el GP gracias a una estrategia más agresiva que la de los alemanes. En realidad, a Ricciardo sólo le faltó una sola vuelta y hubiera superado de largo a Rosberg, pues su ritmo con gomas más blandas y más nuevas era muy superior al del alemán en el último stint de carrera.

    Lo peor de todo fue Ferrari: hicieron una estrategia maravillosa con Vettel, que le permitió remontar 17 plazas (no sólo por estrategia sino por adelantamientos en pista), pero lo estropearon con Kimi, a quien sacaron del podio picando el anzuelo de Mercedes, que les hizo un undercut de libro. No digo que sea así, pero desde fuera, a veces, se ve una falta de profesionalidad un poco extraña. Quizás deberían de preguntarse qué hacen Mercedes y Red Bull para tener tanta frialdad en la toma de decisiones estratégicas, porque en este deporte no gana sólo el piloto, sino un equipo que catapulta un coche hacia el éxito o hacia el fracaso.



    Ritmos de carrera

    Más interesante que el resultado final, que todos conocemos, es el ritmo de carrera de cada escuadra, aunque en este caso está muy mediatizado por la estrategia de carrera escogida. De este modo, los coches que hicieron tres paradas frente a dos fueron notablemente más veloces por el hecho de rodar con gomas más blandas y competitivas que sus rivales.

    Así, lo primero que vemos es que la mejor media de carrera la hizo Daniel Ricciardo para Red Bull (1:50.691). No porque fueran especialmente más veloces que los Mercedes sino por el último stint donde el australiano imprimió un ritmo endiablado con neumáticos súper blandos nuevos. De hecho, la diferencia con Hamilton (el mejor de los Mercedes en cuanto a ritmo) fue de tan sólo una décima –1:50.754-, quien tambié optó por una estrategia de tres paradas usando súper blandos en la tanda final de la prueba, pero usados.

    La conclusión es clara: ambos equipos tuvieron un ritmo realmente similar, ganando la carrera el que mejor la gestionó de principio a fin, Rosberg. Carrera de campeón, llena de dificultades que supo resolver mucho mejor que su compañero de equipo.


    Si revisamos el ritmo de cada tanda -no sólo de los Mercedes, sino de los mejores clasificados- podemos apreciar algunas cosas interesantes: la tanda inicial de Rosberg fue 7 décimas mejor que la de Ricciardo y 8 mejor que la de Hamilton. Sin embargo, a partir de ese momento las tandas del australiano -no las de Hamilton- fueron más rápidas que las del alemán, pues el de Red Bull pudo tirar con todo lo que tenía, no viéndose obligado a conservar neumáticos, como sí tuvo que hacer el de Mercedes.

    Los dos Ferrari fueron también más lentos, salvo la última tanda de Vettel que fue realmente buena y hay que destacar mucho, pues esto es fruto del trabajo del piloto, rodando con ultra blandos con 18 giros a un promedio de 1:49,2. Ricciardo, que estuvo a punto de ganar la carrera lo hizo a 1:48,9 con cinco vueltas menos. Esto demuestra que detrás de la remontada del de Ferrari hay un gran trabajo de pilotaje que es justo destacar.



    Dicho esto, se entiende que la tercera media de carrera –1:50.880– (en una estrategia de tres paradas) sea para Ferrari y para Kimi, a tan sólo 1 décimas de Hamilton y dos de Ricciardo. Ferrari iba muy bien aquí y con Kimi echó a perder un podio bastante claro. Tras el finlandés nos encontramos a Rosberg, Vettel y Verstappen, es decir, que las 6 mejores medias de a carrera fueron para los coches de los tres equipos que ocupan lo más selecto en cuanto a rendimiento de la parrilla. El resto está ya en otro universo.

    Justo detrás de ellos, y por justicia, por rendimiento puro nos encontramos a McLaren con Fernando Alonso y una media de 1:52.641 (si la comparamos con Rosberg que llevó la misma estrategia de dos paradas es 1,5s por vuelta más lento). Así que los de Woking no estuvieron tan mal aquí como se ha escrito y como el propio asturiano declaró fueron los mejores del resto. No le falta un ápice de razón.

    Williams con Felipe Massa consiguió el siguiente mejor ritmo de carrera (1:52.977 y con 3 paradas, claro). Los de Grove no podían ir bien en una pista de mucha carga aerodinámica cuando carecen de ella y sólo la estrategia más agresiva les dio este rendimiento, eso sí, acabando la carrera en 12ª posición.

    Tras ellos vimos a Toro Rosso (1:53.059), aunque en realidad tendrían que ser el siguiente equipo tras McLaren dado que realizaron una estrategia más lenta de dos paradas. Y aquí que sólo podemos hablar de chasis, pues su unidad de potencia, sin evolucionar desde el año pasado, no da más de sí.

    Renault también dio un salto cualitativo aquí de la mano de Magnussen –1:53.161– (¡¡¡que hizo toda la carrera con el sistema de bebida roto!!!) y de la evolución de su unidad de potencia, teniendo incluso más rendimiento que Haas con Gutiérrez (1:53.220) y yendo ambos equipos a dos paradas. Deben de estar contentos los galos pues aquí no se esperaban esto, ni mucho menos, dado el grado de desarrollo de su chasis, que deja mucho que desear.

    Force India hizo una proeza impresionante, aunque no lo refleje su ritmo (1:53.472) y Pérez hizo un trabajo de auténtico campeón: paró en la vuelta 1 y no volvió a hacer en toda la carrera más que una sola parada y fue capaz de hacer durar sus neumáticos blandos y acabar octavo después de salir 17º. Pocos se dieron cuenta de esto, pero el mexicano es un pilotazo, que podrá hacer grandes cosas cuando tenga una máquina más competitiva.

    Como toda la temporada, Sauber y Manor fueron los farolillos rojos en cuanto rendimiento (1:53.596 y 1:54.216, respectivamente) y clasificación final, aunque los suizos están ya claramente un paso por delante de los británicos gracias a la inyección de dinero de sus inversores.



    Otros datos estadísticos interesantes

    Repasado el rendimiento de cada casa, conviene echar un ojo a otros datos estadísticos bastante interesantes. Así, la vuelta rápida de la carrera fue para Ricciardo gracias a su último stint con súper blandos nuevos, seguido de Vettel y Hamilton. Como podemos apreciar, las seis mejores vueltas fueron para los tres mejores equipos en esta carrera y en el Campeonato.


    El análisis de los sectores está coronado por estos mismos equipos en las cinco primeras posiciones, sólo apareciendo en la sexta el Williams de Massa. Lo cierto es que tanto Mercedes, como Rosberg y Ferrari tuvieron un rendimiento realmente parejo en esta pista, como se puede apreciar en la siguiente tabla.


    La velocidad punta se la llevó el coche con menos carga y con mejor unidad de potencia, es decir, el Williams, seguido de Vettel que también llevaba un coche configurado para tener velocidad y poder remontar.




    Frente a la tónica general de la temporada, Williams abandonó las primeras posiciones en cuanto a las paradas más rápidas, siendo Manor los más veloces en boxes en el cómputo total de entrada y salida del coche más la parada. Sin embargo, el pit stop más rápido fue para Mercedes, como podemos apreciar en la infografía de DHL que sigue.




    Si sumamos todo el tiempo completo que estuvieron los coches en boxes nos encontramos una tabla donde los más veloces fueron los monoplazas que hicieron dos paradas frente a los que escogieron la opción de una parada más.



    Twisted Evil LEWIS HAMILTON  es VELOCIDAD es simplemante el MEJOR!! Hamveloz Twisted Evil
    avatar
    Hamveloz
    Palpitero


    Volver arriba Ir abajo

    - Temas similares
    Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

     
    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.