BERNIE ....O LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER